Siempre se anda a vueltas con el mismo tema, es cierto, que si las mujeres venden más, que si las mujeres leen a más mujeres, que si esto, que si lo otro…

Pues resulta que las listas de títulos más vendidos son más o menos públicas, pero las cifras de ejemplares vendidos no lo son. Hay gente que cree que esto no está bien pero, por otra parte, las empresas tienen derecho a la privacidad de su contabilidad —que la industria del cine publique las cifras de taquilla de cada película no significa que la industria del libro tenga que hacerlo.

La consultora Nielsen elabora un estudio —no público— para el sector editorial en el que analiza, entre otras cosas, las ventas de libros. Según datos hechos públicos por el diario La Vanguardia de estos informes, podemos ver la cantidad de ejemplares vendidos de los 50 libros más vendidos —también conocidos como best sellers. Los datos corresponden al año 2014 y parte del 2015.

Echando un vistazo superficial a la lista vemos que hay 3 escritoras entre los 10 primeros puestos, pero con 5 títulos en total —E.L James figura tres veces con su trilogía completa de 50 sombras de Grey. Además si esta lista comienza en 2014, Belén Esteban no está ni entre los 50 más vendidos lo cual sorprenderá a mucha gente.1

Pero da igual el número de escritoras presentes entre los 50 libros más vendidos —13 escritoras (35%) y 24 escritores—, o cuántos libros escritos por mujere haya —19 de escritoras (38%), 31 de escritores—, la cantidad total de ejemplares vendidos muestra que las escritoras venden menos —el 36% de los ejemplares vendidos son de libros escritos por una mujer.

Incluso cuando salen más sus nombres en las listas de más vendidos, las ventas reales siguen siendo menores.

Las escritoras, entre los 50 libros más vendidos, representan solo entre el 35% y 38% tanto en número de personas, como número de títulos vendidos, como número de ejemplares.

Obviamente que esto no impida a nadie insistir en que las mujeres venden más. No dejes que los —pocos— números reales que tenemos de ventas estropeen tu discurso; si tú quieres decir que las mujeres venden más, quién a va a ser la realidad para desmontarte las teorías ¿eh?.

Esta es la lista de los 9 libros más vendidos de escritoras a lo largo de 2014; también te indicamos qué posición ocupan en la lista de los 50 libros —de hombres o mujeres— más vendidos.

  1. Dispara, yo ya estoy muerto
    Es normal que Julia Navarro esté la primera de la lista [en la lista general está en el puesto número 5]; esta periodista madrileña es una habitual de estas clasificaciones; con su primera novela, La hermandad de la sábana santa —más de 40 ediciones ya—, ha superado el millón de ejemplares vendidos y, desde entonces, y aunque ella admita que «no hay unos ingredientes que garanticen que un libro se va a vender», todas sus obras sin excepción han sido best sellers.
  2. El guardián invisible
    Tampoco es una sorpresa que la sorpresa del 2013, esté en lo alto de la lista de ventas [puesto 9 general]. La primera entrega de la trilogía del Baztán —protagonizada por la inspectora Amaia Salazar, convirtió a la escritora Dolores Redondo en la nueva promesa de la novela negra española…
  3. Ofrenda a la tormenta
    …y su segunda novela cosechó el mismo éxito al año siguiente, y por eso la vemos aquí [puesto 14 en la lista general] muy bien colocada cerca de su hermana mayor.
  4. Las tres bodas de Manolita
    Almudena Grandes tampoco se suele quedar corta en las ventas. Desde el éxito de su primer libro, la famosa novela erótica, Las edades de Lulú, ha contado siempre con el favor del público. En 2010 inicia la serie Episodios de una Guerra Interminable con el libro Inés y la alegría y todas las entregas de la serie, incluida esta tercera [en el puesto general 17], están siendo superventas.
  5. Legado en los huesos
    La libros de trilogía de la inspectora Salazar han cautivado al público, y la conclusión de esta saga se sitúa en el puesto 19 de la lista general en el mismo año en que se publicó. Los tres libros siguen a día de hoy entre los 50 más vendidos.
  6. Palmeras en la nieve
    Este libro es el más antiguo de los presentes en la lista, salió a la luz en 2012 y sin embargo está presente en el puesto 24 más de dos años después de su publicación. Luz Gabás debutó con esta novela ambientada en una colonia de la Guinea Española, y es posible que el año que viene sus ventas suban más tras el estreno —en el día de Navidad— de la homónima adaptación al cine que se vende como la producción de habla castellana más grande de los últimos tiempos.
    La última novela de esta escritora aragonesa es Regreso a tu piel.
  7. Mi color favorito es verte
    Como le ocurrío a Ángeles Caso en 1994 con El peso de las sombras, la finalista del Premio Planeta 2014 vende más que el ganador. Pilar Eyre se coloca en el puesto 38 con esta novela basada en un evento personal lleno de aventuras.
  8. No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas
    La misteriosa Laura Norton debutó en 2014 con este libro lleno de humor [puesto 48 en la lista general] en el que seguimos las peripecias de Sara y su familia. Esta novela está hoy en día muchos puestos por encima de todas las de esta lista en las ventas actuales —está casi entre los 10 libros más vendidos actualmente. Este año con Gente que viene y ¡bah! vuelve a sorprender por su frescura para retratar situaciones cotidianas y ganarse al público —se encuentra entre los 50 más vendidos.
  9. La gran desmemoria
    La periodista Pilar Urbano y sus investigaciones polémicas relacionadas con la familia Real española suelen llevarse una buena parte del pastel de ventas [puesto 49 general]. Tras la muerte del expresidente español Adolfo Suárez, publicó este ensayo periodístico sobre el presidente y el Rey despejando algunas de las dudas que han circulado siempre respecto a las influencias del uno sobre el otro.

¿Te sorprendes? No en general en la vida, con estos datos. Dinos si es así.

Notas

  1. Su libro salió a la venta a finales de noviembre de 2013. En diciembre de ese año parecía haber vendido ya 100.000 ejemplares; pero debe de haber alcanzado su límite de público porque desde el enero siguiente no parece haber vendido ni 46.000 ejemplares más. Igual no fue para tanto; aunque que esto no impida a nadie seguir usando a Belén Esteban como analogía de todos los males del universo, desde el declive de la cultura occidental, hasta el problema de la inmigración en Europa, pasando por el calentamiento global, porque estas cosas siguen siendo culpa del libro de Belén Esteban, que no quepa duda.