Marta Rivera de la Cruz (Lugo, 1970) es una escritora con una producción literaria constante y, desde sus inicios ha tenido el respaldo del público, ha sido finalista del Premio Planeta con En tiempo de prodigios, su obra más conocida, y ahora publica La boda de Kate, sobre la que la entrevistamos, y de la que ya podéis leer nuestra reseña.

 

Se agradece una historia de amor desde el punto de vista de una edad avanzada, no desde la tan explorada juventud ¿centrar la historia de Kate Salomon a partir de su tercera edad era algo primordial de tu idea inicial de esta historia?

Es que esta historia sólo tiene sentido si se parte del amor otoñal. Es el catalizador de todo lo que pasa a continuación, aunque desde luego hay otras historias de personajes mucho más jóvenes.

 

Hemos vuelto a Ribanova, incluso al Hotel Almirante, ¿son las historias las que te dictan el escenario o simplemente te gusta imaginar dentro de esta ciudad?

Esta historia había que contarla en el marco de una ciudad pequeña, y para mí Ribanova es un espacio referencial donde, además, los personajes se pueden mover muy bien. Tengo toda la ciudad en la cabeza, y eso lo hace todo más fácil. Por otra parte, ha sido muy divertido recuperar personajes e historias que ya aparecían en mis primeras novelas.

 

Las casualidades son una parte intrínseca de tus tramas que hila a los personajes y encadena los acontecimientos, ¿intentas hablar de destino o de coincidencias?

Más que en el destino, creo en la suerte. En «el curioso laberinto de los efectos y las causas» del que hablaba Borges.

 

El Nueva York de la primera mitad del siglo XX está muy presente y muy bien retratado, ¿es porque atañe a la trama, o es un interés personal?
Me encanta Nueva York y me encanta esa época de la ciudad, los años cuarenta. La única forma que hay de pasear por allí es a través de la ficción, así que me di el gustazo de vivir en el Nueva York de 1944 durante un par de meses. La literatura es una maravillosa máquina del tiempo.

 

En La Boda de Kate hay libros, manuscritos, escritores, editores y hasta una librería. Probablemente escritor, rivalizando con detective, es la profesión que más se repite en los personajes de novelas ¿quién crees que disfruta más con estos elementos, los escritores o los lectores?

No creo que ningún lector pueda disfrutar más de lo que yo he disfrutado con estos personajes.

 

Si no la habéis leído aún, en la página oficial  de La Boda de Kate podéis comenzar con el primer capítulo.

 

[ob obid=»2141307867″]