Que resulta que nunca pasa nada en el mundo literario y para una semana que nos despistamos va alguien y dice que los jóvenes y las mujeres son todos inútiles y no le gustan; y pensarás que qué hay de sorprendente en que un hombre español septuagenario con cara de gruñón se queje de que no le gusta lo que hacen las mujeres y los jóvenes, pues no mucho, la verdad, pero es que es un tal Jesús García Sánchez, más conocido como Chus Visor — Visor porque publica la megafamosa Colección Visor de Poesía y Chus porque es un diminutivo de Jesús, como en: Nuestro Señor Chusescristo.

En una entrevista para El cultural, Chus Visor dijo: «Lo siento, pero creo que la poesía femenina en España no está a la altura de la otra, de la masculina, digamos, aunque tampoco es cosa de diferenciar. Desde luego, si vas a coger a las poetas desde el 98 para acá, es decir, todo el siglo XX, no ves ninguna gran poeta, ninguna, comparable a lo que suponen en la novela Ana María Matute o Martín Gaite. No hay una poeta importante ni en el 98, ni en el 27, ni en los 50, ni hoy.».

En resumen, en todo el siglo XX no ha habido ninguna gran poeta.

A renglón seguido matizó: «Hay muchas que están bien, como Elena Medel, pero no se la puede considerar, por una Medel hay cinco hombres equivalentes.».

De lo cual se deduce que ∀ 5 x hombre = 1 medel → 1 hombre = ⅕ medel.

Aquí nos hemos quejado muchas veces de la inflación, pero que el hombre esté al cambio a 0.20 medeles indica que se ha devaluado mucho la hombría con esta crisis… no sabemos qué pensará el premio Nobel de Economía Paul Klugman de esto, pero creemos que es la prueba de que las medidas de austeridad en la UE se están llevando demasiado lejos. Demasiado lejos ya.

La conclusión matemático–económica es esa, pero para la gente de letras la conclusión es otra: Elena Medel es inconsiderable.

Por otra parte los poetas hombres y jóvenes, le parece que están bien pero que «Ninguno de los jóvenes ha escrito todavía ningún libro muy significativo que yo conozca, ninguno, y ya tienen cerca de 40 y de 45.».

Vamos que los señores viejos bien, el resto caca; y si son mujeres un quinto de caca, porque por cada caca de mujer hay cinco cacas de hombres jóvenes. O algo así es su razonamiento.

Caca.

Jesús García Sánchez, más conocido como Chus Visor abriendo un libro para que se note que sabe leer.

Jesús García Sánchez, más conocido como Chus Visor abriendo un libro de una poeta menor de 80 años.

Y esto lo dice uno de los editores más importantes de la historia de la poesía en España. Si alguien responsable de publicar a poetas piensa que las poetas no valen para nada solo por el hecho de ser mujeres… no sé si te queda claro qué pasará cada vez que le llega un manuscrito a este señor.

Hazte una idea de que en España, de los libros de poesía que se publican al año, solo un 25% están escritos por mujeres. Una vez están publicados se escoge de esos una selección de los mejores para darles los premios de prestigio —que suelen ser los que no tienen intereses comerciales, los públicos básicamente— al año siguiente. Piensa que si hay una obra maestra entre ese 25% da igual si la cantidad que le rodea es del 25 o del 80, si es bueno es bueno. Así que ahora solo depende de los jurados de los premios escoger los mejores; pero ten en cuenta que ya ha habido una criba inicial, ya solo han pasado al público —esto incluye a los jurados— el 25%, así que la probabilidad de que uno de esos libros sea escogido ya es menor. Pero en la realidad, las mujeres tampoco consiguen ser escogidas para los galardones de poesía.

Estado actual de la presencia de las mujeres en la poesía en España.

Estado actual de la presencia de las mujeres en la poesía en España.

Y llegamos al jurado, compuesto hasta no hace mucho por una aplastante mayoría masculina —algo que empieza a cambiar gracias a las leyes de igualdad—; si entre el jurado está gente como Chus Visor —que ha estado y probablemente estará más veces—, la cosa ya va mal. Hay una enorme diferencia entre que no te guste lo que dicen las mujeres en la poesía, y que por lo tanto sea mala; es como aborrecer la poesía alemana (hola, te saludamos) y ser jurado en un premio de poesía europea y solo porque no te guste, considerarla inferior; la poesía gallega habla de Galicia todo el tiempo, la poesía de hombres, de hombres y la de mujeres, de mujeres; que no te interese no la convierte en inferior, solo en diferente, si no te gusta, no seas jurado, sé ético.

Tras estas declaraciones típicas de un alcalde de los que se reeligen en Valladolid, se están recogiendo firmas con un manifiesto por la Justicia poética. Fírmalo, ahora; que lo dejas todo para luego y ya sabes lo que pasa —pregúntale a ese montón de ropa sin doblar que te mira desde una silla del dormitorio.

justicia-poetica

¿Y tú? ¿Piensas como Chus? Si es así, no nos lo digas en los comentarios, no hace falta, en serio.