Día del libro, Sant Jordi, 23 de abril, semana del libro porque un día es poco. Y hay que regalar una rosa y un libro.

Y tú que no sabes qué regalar. No pasa nada. Te recomendamos diez libros para ti o tus seres queridos —no hagas regalos a la gente que odias, siempre acaba mal, haznos caso. Son diez, pero no tienes que comprarlos todos, no es un pack indivisible. Escoge.

Te ofrecemos poesía, novela negra, erótica, futurista, infantil, lo que sea por ayudar, ya nos conoces. Eso sí, las rosas te las buscas tú, íbamos a escribir Las 10 rosas recomendadas para Sant jordi, pero más allá de que tengan pétalos no sabemos que sugerir.

Este año compra libros escritos por mujeres.

Las escritoras cuentan.

  1. [ob obid=»2141308313″]
    ¡Bruna Husky ha vuelto! La detective que vive en Madrid, sí, pero en el Madrid de ¡2109! vuelve a investigar en ese futuro lleno de replicantes donde ser androide no es tan fácil como pueda parecer.

    Una niña radioactiva, un diamante robado y fanáticos religiosos para liarlo todo aún más, nos devuelven a la protagonista de Lágrimas en la lluvia, la novela que nos dio a Bruna y que incluso se adaptó en un cómic.

  2. [ob obid=»2141308426″]
    No hace falta que te digamos que Cristina Fernández Cubas domina el cuento como nadie —pero te lo decimos igual por si resulta que hacía falta, así vamos sobre seguro— y en este conjunto de relatos vuelve la autora de Los altillos de Brumal.

    Mujeres que de repente han viajado en el tiempo, niñas que viven en su propio mundo, la tribu de los Wasi-Wano y un cuadro misterioso; cuentos fascinantes y de todo tipo.

    Si te quedas con ganas tienes todos sus cuentos anteriores recopilados en el volumen Todos los cuentos —aunque el título no lo sea, los cuentos son originales.

  3. [ob obid=»2141308326″]
    Una adolescente lleva desaparecida tres años y su familia no sabe bien cómo seguir adelante con esa incertidumbre; pero el padre de la chica hará todo lo que sea posible por intentar encontrarla y es posible que una pista de una medium en televisión le ayude a investigar la misteriosa desaparición de hija.

    Como suele ocurrir en las novelas negras de Empar Fernández, el crimen es secundario a la secuela que deja en las personas —si quieres leer una novela negra dura y bien construida lee su Sin causa aparente.

  4. [ob obid=»2141308450″]
    Para la niñería en general —y sí, te puedes incluir en este colectivo si quieres, no discriminamos— este recuento de Caperucita Roja de la mano de Mar Ferrero es un regalo perfecto porque es casi dos libros en uno; míralo así: en esta versión verás el punto de vista del lobo, pero antes tendrás que contar el cuento desde la perspectiva de Caperucita —y ese te lo sabes ¿no?.

    En serio: lo sabes ¿no?.

    Y si te gusta ver este cuento desde el punto de vista del lobo, no te pierdas Feroz, el lobo, de Margarita del Mazo —con mención de honor a las ilustraciones de Leire Salaberria en la Feria del libro de Sharjah.

  5. [ob obid=»2141308317″]
    Estamos en el año del V centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, es un momento ideal para rescatar a esta poeta y narradora y descubrir un poco más sobre ella —que sabes que vivía sin vivir en ella pero poco más, no nos engañas.

    En lugar de leerte una biografía, o el tratado que escriuio la Madre Teresa de Iesus a las hermanas religiosas de la orden de Nuestra Señora del Carmen, del Monasterio del Señor Sanct Ioseph de Auila (¿te ha quedado claro?) te recomendamos este libro en el que Espido Freire analiza la vida de Santa Teresa desde una perspectiva actual en un texto distendido que te acercará a la figura de Teresa de Cepeda, Teresa de Ávila, Santa Teresa de Jesús.

    ¿Otra opción? Malas palabras, una novela en la que Cristina Morales nos relata los pensamientos de Teresa de Ávila durante la época en que reflexiona sobre su vida.

  6. [ob obid=»2141308409″]
    Si ya has leído Diario de una volátil, ya sabes lo que te espera con esta nueva entrega de una volátil más graciosa que la nitroglicerina (chiste malo, sí, pero Agustina Guerrero los hace mejores) que ahora, encima, es madre. Así que este es un regalo especial para madres o hijas, o ninguna de las anteriores. Pero gracioso es un rato, ya te lo digo.
  7. [ob obid=»2141308230″]
    La primavera la sangre altera, y quizás por eso se ha reeditado la opera prima de Megan Maxwell, la escritora de novela erótica de referencia hoy en día.

    Una española en Escocia, un castillo, un Conde de los hoy en día y un ayudante de los que… ayudan. ¿Qué más quieres?

  8. [ob obid=»2141308370″]
    Poesía. Que no la lees lo suficiente y lo sabes. Que no conoces a nadie que lo haga mucho tampoco.

    Insistimos en que la poesía es el mejor regalo ¿porque habla al alma y nos hace reflexionar sobre nuestra existencia? No. Porque es breve. Porque regalas Olvidado rey Gudú —obra maestra— y estás poniendo a alguien en el compromiso de leerse ochocientas páginas, pero regalas poesía y se lee en nada —y si la persona a la que le regalas un poemario no se lo ha leído aún dos meses después, es que no te quiere, deja que te lo digamos claro.

    Luna Miguel es una de las poetas jóvenes y actuales más interesantes que tenemos en la Península Ibérica. Y si «vivo sin vivir en mí» te parece aburrido o clásico, este poemario es para ti.

  9. [ob obid=»2141308359″]
    Volvemos a recomendarte esta novela y a su autora: Alba Ballesta.

    Literatura seria, literatura en estado puro (esto es una frase hecha que significa, básicamente, lo mismo que la frase que la precede). Literatura dentro de literatura y cubierta con literatura, con un toque de literatura y una pizca de literatura. ¿Lo vas pillando? Pues le añades sentido del humor y dominio del lenguaje y no queremos ni oír que no te gusta.

  10. [ob obid=»2141308433″]
    «Languidecer es muy de señoritas»

    No podíamos dejar de recomendar esta novela. Aventuras en Pasley Manors con Edwina; y Branson, el mayordomo.

    No nos digas que no te apetece leerla. La única razón sería que no te gusten las novelas de Austen o de las hermanas Brontë; y sabemos que te gustan, no eres la encarnación del diablo ¿verdad?, pues eso.

Y, te va a sorprender, pero hay muchos más libros que estos diez.

Y los puedes elegir sin nuestra ayuda.