En París, en otoño de 1999, la UNESCO declaró el 21 de marzo, Día mundial de la poesía. Desde entonces en todo el mundo se celebra este día con actos, conferencias y recitales.

Las mujeres comenzaron a escribir al mismo tiempo que los hombres, lo cual no significa ni que se hayan difundido, ni conservado todos sus escritos. Aún así, obviamente, hay muchísimas escritoras de las que nos han llegado sus obras. La poesía, como género escrito, es anterior a la novela, y en el mundo en español fue en la poesía donde comenzaron a escribir, y publicar, las mujeres —aquí se les permitía a veces ser poetas, no así en otros países, en donde se les permitía ser novelistas, pero no tocar el sumo arte literario: la poesía.

Existe todavía una tendencia en los medios de comunicación social y el público en general a negarse a valorar el papel del poeta. Sería útil actuar para librarse de esta imagen trasnochada, y conseguir que a la poesía se le reconozca el «derecho de ciudadanía» en la sociedad. UNESCO.

Tuitea

La poeta Carolina Coronado (1821–1911) decía en una carta al director en El Defensor del Bello Sexo en 1846: «La poetisa existe de hecho y necesita cantar, como volar las aves y correr los ríos, si ha de vivir con su índole natural, y no comprimida y violenta. Considérenla sus defensores y sus contrarios como un bien o un mal para la sociedad, pero es inútil que decidan si debe o no existir, porque no depende de la voluntad de los hombres.»

Sin embargo la situación de las mujeres en el mundo de la poesía ha mejorado menos aún que en la narrativa. Tras revisar más de 60 antologías de poesía para un informe que estamos elaborando —internamente lo llamamos «El Informe»; con el mismo énfasis que decimos: «El Escorial»— hemos encontrado que los poetas hombres representan una media de más del 91% —por si no te has dado cuenta eso significa que menos del 9% son mujeres—; dicho de otra manera, si en una antología de poetas españoles hay 100 poemas, solo 8 están escritos por mujeres. 100, 8. Otra vez: de 100 → 8. Y 8<92, o 92>8; de toda la vida en el universo conocido y en base diez.

Sofía Castañón —Erato la bendiga— es la responsable de un documental, que aún no hemos visto (introducir emoticono de llora que te llora; y llora un poco más), titulado Se dice poeta. [En Málaga se proyecta mañana]

En el documental «21 poetas, nacidas entre 1974 y 1990, dan su punto de vista sobre la creación, la difusión, la crítica y la recepción de su poesía».

Aquí puedes ver qué buena pinta tiene, además escucha en qué situación está la poesía escrita por mujeres, pero sobre todo, en el primer teaser tienes unas definiciones preciosas de lo que es la poesía:

Así que hoy —que deberías leer algo de poesía, que no se diga— te pedimos que hagas un esfuerzo salvajemente sobrehumano, que te juegues la vida y pongas en peligro la de tus seres queridos, y leas poesía escrita por una mujer. Que nadie pueda decir que [inserta tu nombre aquí] no vive al límite. Carpe diem legendo mulieribus (aprovecha el día leyendo a mujeres; traducido del latín alto altísimo).

Y te damos nuestra definición de poesía: «poesía son esos libros que están igual de bien que las novelas pero que se leen mucho más rápido». Así que no tienes excusa, piensa que puedes dedicar este día de la poesía a leer una o dos horas y llegar el lunes al trabajo y cuando te pregunten: «¿Qué tal el finde? ¿qué has hecho?», contestar: «Pues nada, me leí 6 libros».

Te lo ponemos fácil para que empieces: lee a Elena Medel, Berta García Faet, Teresa Soto, Sofía Castañón, María Gómez Lara, en estos poemas inéditos que han escrito para El Cultural.

Y recomiéndanos, en los comentarios, a algunas de tus poetas favoritas, venga.