Marta Conejo, toledana de nacimiento, estudia psicología en la Universidad Autónoma de Madrid. Este año publicó su primera novela en una editorial reciente del Grupo PlanetaClick ediciones, un nuevo sello dedicado a dar voz a nuevos autores publicándolos  en formato digital.

Mis alas por un beso es una novela enmarcada en el género sobrenatural, la trama principal se centra en la historia de unos seres alados y su relación con el mundo común; vamos, el nuestro. Si que los protagonistas tengan alas no pica todavía tu curiosidad como para leer esta novela, échale un vistazo a nuestra reseña de Mis alas por un beso, de Marta Conejo y sigue leyendo esta entrevista con la autora.

 

¿Por qué escribir sobre ángeles?

La verdad es que no es un tema que suela escribir, pero sobre todo empezó porque vi un pájaro y envidié la libertad que tenían ellos, de poder huir volando de los sitios. Después, pensándolo bien, también me di cuenta de que los pájaros tienen enemigos, y que no puedes huir de todo volando. Por eso comencé a escribir esta novela, donde los llamo seres alados porque no quiero entrar en la magia y fascinación de los ángeles. Mis seres alados son personas con alas, y como es lógico, hay quién se cree mejor que un ser humano normal. Por eso en el mundo de los seres alados tampoco puedes huir de todo volando.

 

Has tenido que crear un universo, el de los seres alados e inventar reglas, historia y características, ¿te has dejado algo por contar de ese mundo en la novela?

Bastante. La verdad es que esta novela la cree en un momento en el que no daba tanta importancia al contexto. Es verdad que tuve que trabajar en él un poco antes de comenzar a escribir la novela, pero muchas cosas fueron apareciendo sobre la marcha y por lo tanto tuvo que ser reescrita. Me gustaría seguir en ese mundo, explicando muchas cosas que quizás dejé en el aire y mejorando los contextos, así que creo que, aunque se explicó lo necesario para saber en qué entorno se mueve Alex, aún este mundo tiene mucho potencial 😉

 

Admito que me encanta fastidiar a mis personajes y les hago sufrir un poco antes de que por fin puedan ser “felices”.

Tuitea

 

Tus personajes se guardan mucha información, ¿es una característica más de sus personalidades, reflejo de la tuya, o recurso literario?

De Ulick sí. Es un personaje que tiene más pasado que presente, y me basé en su pasado para crear su personalidad. Es uno de mis puntos débiles el hecho de que mis personajes se callan más de lo que dicen, pero por suerte he conseguido mostrar tanto la personalidad de los personajes como la presión y los sentimientos que le generan tener secretos.

 

¿Qué es lo que más te ha costado a la hora de crear una novela?

El mundo. Actualmente trabajo en muchas novelas y estoy tardando en crear el mundo. La experiencia me ha enseñado, y ahora incluso hago mapas de cómo son las ciudades donde van a estar en algún capítulo, la vida de los personajes, la de sus padres, sus conversaciones… así que creo que el contexto es lo más difícil. Una vez escuché a un escritor que lo más difícil era crear el contexto, que se tardaban años; después escribir la novela era una cuestión de semanas. No estaba de acuerdo hasta hace quizás unos meses… ¡Qué razón tiene!

 

¿Cuáles son para ti las características principales de la literatura juvenil?

Creo que el aspecto fundamental es que suelen ser novelas muy dinámicas, donde siempre está pasando algo, aunque no sea lo más importante de la trama. También me gusta cómo se junta la ficción y la fantasía sin llegar a un punto muy infantil o muy retorcido, al igual que una historia entre los personajes que, por suerte, ya no siempre termina en un romance fácil y sin barreras, sino que tienen que pasar por algo más que conocerse (enemigos comunes, otras personas, problemas personales…)

 

¿Continuarás escribiendo en la misma línea de temáticas y géneros en tus próximas obras?

Sigo escribiendo en la temática de fantástica y en muchas de mis novelas aparece el romance, aunque de forma mucho más disimulada y relajada que en Mis alas por un beso. Admito que me encanta fastidiar a mis personajes y les hago sufrir un poco antes de que por fin puedan ser «felices» o seguir su vida como ellos quieren. En 2015, a principios (si todo va bien) publicaré una novela que rozará lo fantástico con lo real, donde las relaciones que se crean son mucho más calmadas y escondidas que en Mis alas por un beso. En conclusión, me encanta moverme por los géneros de la literatura, pero casi siempre me agarro a componentes fantásticos o irreales, ya que soy defensora de que leo para crear en mi cabeza esos mundos que no voy a poder vivir en la realidad. 🙂

 

Portada de la primera edición de Mis alas por un beso
Mis alas por un besoMarta Conejo

El día que soñé con volar lo único que pretendía era huir de todo. Sumirme en la noche, como si fuera un destello más. Ahora que el sueño es realidad no todo parece tan fácil. Unas alas que me han obligado a abandonar mi antigua vida, a ser un extraño y a adoptar nuevos ideales.

Sobrevolaba la noche como parte de ella, inmerso en la oscuridad… Hasta que ella comenzó a ser mi luz, mi conexión con una vida que creía perdida… Pero el clan de las alas, seres alados que creen tener supremacía frente a los humanos, me persigue.

Un beso. Un simple beso marcaría toda mi vida, encadenándome a uno de ellos. Tan solo un beso.

Ellos saben nuestras debilidades. Ellos me conocen. Ellos la conocen. Pero no dejaré que me amedrenten.

Me llamo Alex, me convertí en un ser alado y no dejaré que mi pasado se quede en mi olvido, y mucho menos que lo hagan con un beso de los suyos.