Ana María Matute nos acaba de dejar. :o(

Fue sin duda la escritora más querida, admirada, premiada y leída de las letras españolas. Una de las personas más importantes de la literatura en lengua castellana y, curiosamente, o más bien gracias a su genialidad, reconocida como tal desde sus inicios. Va a ser difícil que haya alguien como ella en el futuro.

Échale un vistazo a su biografía y sigue leyendo esta pequeña lista de cinco detalles curiosos sobre su vida.

  1. Fue precoz en la literatura

    Escribió su primera novela a los diecisiete años de edad, Pequeño teatro, pero no vio la luz hasta que cumplió veintinueve años; y ganó con ella el Premio Planeta. Con diecinueve escribe Los Abel y la presenta al Nadal, no gana pero queda entre las últimas seleccionadas y se la publican al año siguiente. Su última novela, escrita a los ochenta y ocho años, se publicará de manera póstuma: Demonios familiares.

  2. Ganó todos los premios

    Ganó el Premio Nadal , el Premio Café Gijón, el Premio Planeta, el Premio de la Crítica, el Premio Fastenrath, el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, el Premio Nacional de las Letras; la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, la Medalla de Honor de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid. Fue recomendada para el premio Nobel, pero la leyenda dice que por falta de traducciones de sus obras no pudo ser considerada realmente.

    «Por ejemplo, yo no espero ningún premio, pero para que le den el Premio Cervantes a una mujer, ya tienen que caer chuzos, eh.»

    Ah y el Premio Cervantes. Fue la tercera mujer, después de María Zambrano y Dulce María Loynaz, en ganar este premio, considerado como el de mayor prestigio de las letras españolas. Y su discurso de aceptación fue tan bonito que todavía hoy en día se sacan citas de él. Sí, de un discurso de un premio de literatura.

  3. Fue Académica de la RAE

    Fue la tercera mujer en ser académica de la RAE, tras Carmen Conde y Elena Quiroga. Ocupó el mismo sillón que Carmen Conde, el K mayúscula.

  4. Dejó de escribir durante años

    Curiosamente cuando su vida personal comenzaba a ir muy bien, sufrió una depresión que paralizó su carrera literaria. Durante la redacción de Olvidado Rey Gudú, manuscrito que llegó a alcanzar las dos mil páginas, dejó de escribir, pero con la ayuda de su médico y la agente literaria Carmen Balcells, retomó la literatura y relanzó, de hecho, su carrera.

    Portada de la primera edición de Olvidado rey Gudú
    Olvidado rey GudúAna María Matute

    Olvidado rey Gudú es la obra maestra de Ana María Matute y una de las grandes novelas de este siglo. Repleta de fábulas y fantasías, narra el nacimiento y la expansión del Reino de Olar, con una trama llena de personajes, aventuras y de un paisaje simbólico: el misterioso Norte, la inhóspita estepa del Este y el Sur, rico y exuberante, que limitan la expansión del Reino de Olar, en cuyo destino participan la astucia de una niña sureña, la magia de un viejo hechicero y las reglas del juego de una criatura del subsuelo.

  5. Se inventó una flor

    En el cuento El árbol de oro, Ivo, un niño de diez años, habla de una flor parecida al arzadú; una flor inventada para el cuento. Al parecer varios estudiosos preguntaban a Matute dónde había visto esa flor del frío.

¿Qué es lo que más recordarás de Ana María Matute? Dínoslo en los comentarios.