Review of: Llamada perdida
book by:
Gabirela Wiener

Reviewed by:
Rating:
5
On 9 febrero, 2015
Last modified:9 febrero, 2015

Summary:

Un conjunto de las mejores crónicas de Gabriela Wiener (Lima, 1975) sobre diversos temas personales y universales. Un libro que se disfruta tanto por la profundidad de sus reflexiones como la calidad de su escritura.

Gabriela Wiener (pronúnciese mejor como /biner/) es una cronista peruana nacida en 1975, casada y madre de una hija, y afincada en España desde hace años. Todas estas características que la definen son importantes, y probablemente comparten el mismo peso, para entender su escritura.

Gabriela Wiener escribe, sobre todo, periodismo narrativo, un género que bebe de la narrativa de ficción para humanizar la frialdad de la parte de no ficción del periodismo. Este género nacido en los Estados Unidos, donde tiene a sus máximos exponentes, no necesariamente por calidad pero desde luego por experiencia, es poco practicado, y conocido, en España.

Escritoras como Leila Guerrero, Josefina Licitra, Alma Guillermoprieto o incluso Rosa Montero, son referentes en español de este estilo de nuevo periodismo.

Puedes, y debes, leer a Gabriela Wiener en su columna semanal del diario peruano La República. Algunos de sus mejores textos previamente publicados en los medios en los que colabora se encuentran integrados en este último libro suyo: Llamada perdida, publicado en España por la editorial Malpaso.

La mayoría de los textos que conforman Llamada perdida tienen la vida de la autora como fundamento; pero esto no es autobiografía, la anécdota personal es solo un trampolín para intentar llegar a dar un poco de luz a temas más generales, universales, en los que todos deberíamos haber reflexionado ya. Gabriela Wiener tiene una tranquilidad pasmosa para desnudarse ante sus lectores, para sincerarse sobre cualquier duda, miedo o deseo con tal agudeza que da pudor leerla, no por el asunto que trate en ese momento, sino porque inevitablemente te hará pensar con la misma crudeza sobre tu posición con respecto a ese tema.

Desde la autoimagen, las relaciones de pareja o el rechazo social, hasta la maternidad, te ofrecerá una visión particular de cada conflicto interior en lo que parece una opinión personal pero que, dada su capacidad de introspección, suelen ser puntos de vista bastante sensatos y más imparciales de lo que a la autora, probablemente, le pueda parecer.

Su estilo narrativo es directo pero no seco y se disfruta de principio a fin; básicamente da un poco igual de lo que escriba, lo escribirá bien y lo reflexionará mejor; o te dará las pistas para que tú seas quien dilucide el problema que te, se, plantea.

Si no tienes claro qué es el periodismo narrativo o la nueva crónica periodística o no ficción creativa, te recomendamos que empieces por el final del libro, con dos de los mejores ejemplos, a la altura de los grandes: sus dos crónicas sobre Corín Tellado e Isabel Allende. Magistrales —en varias acepciones de esta palabra.

Una de las viñetas de la crónica sobre el regreso a Perú. Ilustradas por Natacha Bustos.

Una de las viñetas de la crónica sobre el regreso a Perú. Ilustradas por Natacha Bustos.

Una de sus mejores crónicas cierra el libro en forma gráfica, ilustrada por Natacha Bustos (Málaga, 1981) , y perteneciente al proyecto Cometa #3. El primer periódico hecho en cómics de la galaxia.

Un libro con crónicas, dividas en secciones, que permite ser leído aunque no sea de principio a fin ni en orden; y no se recomienda leerlo de un tirón (aprende de nuestros errores), hay que disfrutarlo, que dure.

Portada de la primera edición de Llamada perdida
Llamada perdidaGabriela Wiener
  • Malpaso
  • 2015
  • 978-84-15996-70-5
  • Español
  • Artículos
  • 208pp.

Gabriela Wiener escribe sobre quién es y sobre lo que vive, y lo hace con un lenguaje y una sinceridad sorprendentes.

En estos relatos autobiográficos cargados de ironía y humor nos invita a sumergirnos en el mundo y la mirada de una mujer que lucha contra sus demonios cotidianos. Aborda temas como la emigración, la maternidad, el miedo a la muerte, la soledad de los cuartos de hotel, la fealdad, los tríos, el misterioso número once, el alejamiento de los amigos...

El día a día aparece como un todo complejo y rico dispuesto a revelarse de inmediato.