La novela Promesas de arena de Laura Garzón ha ganado el II Premio Internacional de Narrativa Marta de Mont Marçal. Se habían presentado al premio 68 novelas de las cuales se habían seleccionado tres finalistas; las otras dos obras eran Desde la oscuridad de Clara Mayer y La oruga en el espejo de Ja Narumi.

El jurado estuvo formado por Marta Hernández, presidenta; Blanca Rosa Roca, editora de Roca Editorial, Isabel Martí, agente literaria de IMC y Hortènsia Galí, en nombre de la Fundació Jordi Sierra i Fabra.

Laura Garzón recibirá 3000€, una obra de la artista Antonia Cortijos, una caja de cava mensual durante un año y el compromiso de publicación durante 2015 de la obra ganadora en Roca Editorial.

El premio se entregará hoy a las 19 horas, en la Fundació Jordi Sierra i Fabra en un acto presentado por Toni Puntí, director del programa Ànima, de TV3.

Promesas de arena es la historia de Lucía, un cooperante española en la franja de Gaza, que se enamora de un árabe y a la vez de toda una cultura que choca con sus valores y principios pero que acabará asumiendo como propia. Es la primera novela de Laura Garzón, publicista de Las Rozas (Madrid), bregada en la redacción de textos para seducir al consumidor, que un día decidió recuperar la pasión de escribir sus propias historias.

El premio, ahora en su segunda edición, recayó el año pasado en la escritora Berta Tabor (Madrid, 1958) con la novela El ángel del olvido.

Portada de la primera edición de El ángel del olvido
El ángel del olvidoBerta Tabor

Durante la reforma de su casa de Segovia, Laura encuentra un libro fechado en 1571 y dedicado a un tal Agustín Manuel por su hermano Jaime, junto con media moneda de bronce con el perfil de una dama renacentista, rodeada por caracteres hebreos. Impulsada menos por la curiosidad que por el deseo de eludir la tristeza que la embarga desde su reciente divorcio, Laura viaja a Jerusalén para localizar a Jaime Saporta, el anciano judío que heredó, según ha descubierto, la otra mitad de la moneda. Allí comprobará que este hombre posee, además, el retrato de un mercader portugués atribuido a Alberto Durero en el que como fondo aparece un misterioso castillo que ella cree reconocer.

Agustín Manuel y su hermano Jaime; Leonor, la hermanastra de ambos; personajes históricos como la bella portuguesa Brianda de Luna y su extraordinaria hermana Beatriz, banquera de reyes y salvadora de muchos descendientes de españoles judíos expulsados de su patria; Tintoretto y Durero; Felipe II y José Nasí, duque de Naxos; Carlos V o el sultán Solimán..., conforman el rico entramado de amores, intrigas y traiciones que Laura descubrirá en el curso de sus indagaciones, sin saber que ella es la responsable de saldar una deuda que se contrajo cinco siglos antes.

Una promesa incumplida; un viaje por el Renacimiento en busca de respuestas, y tras los pasos de la mujer que desafió a una reina, a un emperador, y a un papa...