La escritora Verónica Murguía (México DF, 1960), ha recibido el XXXV Premio Gran Angular de literatura juvenil, con la novela Loba; en la misma ceremonia a la escritora Andrea Abello Collados (Mieres, 1997) se le ha entregado el VIII Premio Jordi Sierra i Fabra para Jóvenes con Fundido a blanco; premio que obtuvo el pasado 18 de febrero.

El jurado destacó la novela Loba como “una obra innovadora en el género fantástico, con gran belleza literaria, que recrea un mundo poderoso y original donde los personajes hacen un trayecto vital a través de temas universales”.

En esta edición de estos premios otorgados por la Fundación SM se presentaron 92 obras al Gran Angular, dotado con 35000€ y cuyo jurado estuvo compuesto por, entre otros, Victoria Fernández, directora de la revista CLIJ y Elsa Aguiar, gerente de Literatura Infantil y Juvenil de SM.

Por su parte el Premio Jordi Sierra i Fabra para Jóvenes recibió este año 111 obras, de entre las que el jurado seleccionó Fundido a blanco al considerarla “una obra de ciencia ficción con un leve acento distópico que parte de una idea muy original. La trama es excelente, con buen ritmo, bien escrita y llena de intriga, con una historia de amor de trasfondo que no cae en cursilerías ni sensiblerías vacías y acción intensa”.

Este premio tiene una dotación de 3000€ y esta convocado por el Grupo SM y la Fundación Jordi Sierra i Fabra.

Ambas obras serán publicadas por la editorial SM.