El despertar de la escritura femenina, exposición en la BNE

despertar-escritura-femeninaHasta el 21 de abril en la Sala de las Musas del Museo de la Biblioteca Nacional de España, podréis disfrutar de la exposición El despertar de la escritura femenina en lengua castellana, comisariada por Clara Janés y que se inauguró el 30 de enero. Se podrá visitar de martes a sábado de 10h a 21h y domingos y festivos de 10h a 14h. 

Además de la exposición se celebrarán diferentes eventos como conferencias y representaciones teatrales.

En esta exposición se hace un recorrido por los orígenes de la literatura femenina en los conventos, tanto en la prosa,  Santa Teresa de Jesús, como en la poesía, Sor María de la Antigua, o el teatro, Sor Marcela de San Felix, pero también gracias a mujeres que se presentan a certámenes literarios o suman sus escritos a libros colectivos realizados con motivo de homenajes o celebraciones.

En este apartado, se encuentran pioneras como Isabel de Villena, Florencia Pinar, Luisa Sigea, María de Zayas, Luisa de Carvajal, Ana Caro, Olivia Sabuco, Juliana Morella, Isabel Rebeca Correa o Cristobalina Fernández de Alarcón. Ya en el siglo XV, algunas escritoras vieron sus textos publicados. Unas habían renunciado al mundo, como fue el caso de la abadesa Isabel de Villena, hija natural del Marqués de Villena, que empleó en sus textos el latín y el valenciano. Otra, Florencia Pinar, vio uno de sus romances recogido por Hernando del Castillo en su Cancionero General.

Por su parte, Luisa Sigea fue víctima de la impostura literaria, pues Nicolás Chorier firmó con su nombre un libro de carácter erótico y de mal gusto, titulado La academia de las damas. Teresa de Cepeda y Ahumada, a la que se conocería con el paso de los años como Santa Teresa de Jesús, dejó una inmensa obra, y su personalidad y fuerza creadora quedaron reflejadas, no solo en sus escritos, sino también en el rigor y la altura que supo infundir a las religiosas que estaban a su lado. Al no ser bien vista por la Inquisición, quemaron sus obras, y algunas de sus discípulas, como es el caso de Sor Ana de San Bartolomé y Sor Ana de Jesús, tuvieron que salir de España y refugiarse en otros países.

De y sobre, Santa Teresa, se pueden contemplar en la exposición de la BNE, obras como Camino de perfección que escribió para sus monjas la madre Teresa de Jesús, o Conceptos del Amor de Dios, Carta de Santa Teresa de Jesús a doña Isabel Osorio.

Deja un comentario