Pensatorium - escritoras.com
Pensatorium Nuria Ruiz de Viñaspre
 Portada de Pensatorium

El lenguaje corporal del caballo es el lenguaje corporal del lenguaje corporal del caballo es el lenguaje corporal del lenguaje. En el primer poema de pensatorium hay un animal dando vueltas sobre sí mismo, o un jinete que tensa la cuerda tanto que obliga al caballo a girar y girar hasta la confusión de los dibujos y de los sentidos. En ese sin-sentido se sobrevive. En el lenguaje y sus opacidades se sobrevive, en el cuerpo, en el giro, en el gesto, en todo ese no ser de la palabra nos estamos. Hay una fuerza ahí que todo lo salva, un tren que contradice al círculo, una línea que avanza y otra que enreda. El enredo no ahoga, impulsa. Esto es una peonza, lío el hilo para soltarlo y convoco energía y movimiento. Pero también es flecha y arco, salida al frente. Lo tenso, lo denso, lo intenso. Esto es un libro que pide plagio: que tira, estira, es tira. Parece enredarse para luego seguir con fuerza limpia y noble de caballo. Esto es tira de piel, pedazo de cuerpo de lenguaje, lo que hay de voz, sonido, ritmo, juego, música (confusión desveladora y reveladora abriéndose en todos sus acordes) en el caballo del lenguaje que nos lleva a pelo, jinetitas.